Cuatro retratos a lápiz de niños realizados por encargo.

He dibujado recientemente unos retratos a medida realizados por encargo.

El grafito en diferentes tipos de dureza permite añadir mucho detalle a cada retrato.

5  abril 2017.

Edgar Degàs decía que bajo la línea y el dibujo no se puede engañar ya que es todo verdad y tenía razón.

Con la pintura se puede disimular las faltas del dibujo o la composición de una obra pero con la línea no.

Presento aquí una serie de retratos realizados por encargo.

Se trata de unos dibujos a grafito en diferentes durezas sobre papel Ingres.

Previamente recibí unas fotografías de medio cuerpo que utilicé para realizar cada uno de los dibujos.

La complejidad de cada uno de los retratos viene debido al tamaño en el que los he realizado ya que eran pequeños del tamaño de un A4 aproximadamente.

Lo que hace que el espacio para realizar cada retrato se reduzca considerablemente para dejar espacio alrededor.

Esto técnicamente es complicado ya que hay que trabajar en un espacio muy concentrado y de un modo muy fino para lograr representar cada parte de la cara ya que son retratos de medio cuerpo.

Lo bonito al dibujar este tipo de retratos es conocer cada detalle de cada figura e ir componiendo poco a poco cada parte del retrato.

Y lo más importante de todas las cosas es el poder realizar este tipo de retratos a medida ya que son regalos para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *